El día de ayer se llevó a cabo un debate de precandidatos a la Presidencia de la República en la Universidad de la Sabana. En el encuentro, los dirigentes políticos discutieron sobre las relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela.

Juan Carlos Echeverry, Paloma Valencia, María Fernanda Cabal, Rodrigo Lara y John Milton Rodríguez fueron los invitados.

Por un lado, el senador Rodrigo Lara y el exministro Juan Carlos Echeverry manifestaron que de ser elegidos cómo presidente, restablecerían relaciones diplomáticas con la dictadura genocida, terrorista y narcotraficante de Nicolás Maduro.

Para ambos, es más importante la relación diplomática, así eso signifique ser cómplices silenciosos de los graves crímenes que se presentan en Venezuela y que hoy son investigados por la Corte Penal Internacional.

Los actuales senadores y precandidatos, María Fernanda Cabal, John Milton Rodríguez y Paloma Valencia no estuvieron de acuerdo con el senador Lara y el exministro Echeverry.

La precandidata Cabal señaló que no se puede reconocer a un país que tiene un régimen genocida.

“Toda la frontera está llena de antenas de los rusos que están entrenando a la Guardia y al Ejército, hacen sobrevuelos, es que esta gente está pensando en ir más allá. Yo no reconocería un régimen genocida jamás, lo que sí se puede hacer es abrir la frontera y el intercambio, que ellos mismos se dieron cuenta que tenían que desbloquear los puentes, porque su gente no tiene comida, porque la comida se produce acá. Hay que restablecer la dinámica propia de frontera”, manifestó.

La senadora Paloma Valencia indicó que el tema de las relaciones con Venezuela es un asunto de dignidad. “¿Enserio vale más el negocio que la libertad de los ciudadanos, enserio vale más el negocio que la democracia?, yo creo que hay que tener mucho carácter y hay que decir una cosa, el problema es mucho más gordo porque Maduro no manda en Venezuela, que es un país que se convirtió en un feudo de un montón de grupos ilegales”, dijo.

El senador John Milton Rodríguez sostuvo que no se puede tener diálogo con un Gobierno que ha albergado criminales y terroristas que atentan contra el pueblo colombiano.

“La diplomacia pasa por el honor y la dignidad y el respeto de la soberanía de una nación. Cuando otra nación ha sido refugio de enemigos de nuestra población colombiana, caso Santrich, Iván Márquez y otros delincuentes, ELN, yo no puedo pasar por alto eso, tiene que haber un tema de dignidad y honor”, anotó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here