¿Cuál Paz? El Nobel inmerecido

0
17

Aunque Juan Manuel Santos y sus exministros se lo pasen de día y de noche hablando de las bondades del acuerdo de paz que firmaron con las FARC, la realidad es otra por las cifras que demuestran que no hubo tal paz y menos que la guerrilla dejó las armas.

De acuerdo con un informe de Indepaz Antioquia y Norte de Santander son los departamentos en los que hacen presencia todas las redes y grupos ilegales que delinquen en el país, de los que harían parte en la actualidad unos 13.000 subversivos.

El informe indica que el Eln tendría 2.450 integrantes organizados en ocho frentes que el año pasado habrían hecho presencia en 211 municipios de 23 departamentos. Esas estructuras seguirían en sus zonas tradicionales ubicadas en Antioquia, Chocó, Cauca, Arauca y Norte de Santander. Esa cifra no es tan alejada de las cuentas de las autoridades que hablan de alrededor de 2.200 integrantes, de los cuales, en territorio venezolano, de acuerdo con un documento de inteligencia, estarían cerca de 1.100 personas.

Según la investigación de Indepaz, no parece que el Eln tenga en esta fase una proyección política, ni una estrategia de confrontación con las Fuerzas Armadas, ni tiene una estrategia nacional de poder. “Se enfoca en la defensa de zonas de influencia y en el control de subregiones. Las acciones bélicas se reducen a atentados con explosivos, a emboscadas y esporádicas hostilidades a pequeñas unidades militares y de policía”, dice el documento.

El estudio reveló que las Farc tendrían en sus filas alrededor de 5.200 miembros y la estructura terrorista de Iván Márquez y alias El Paisa, cuenta con 2.000 terroristas bajo 10 estructuras. El bloque sur occidental, a su vez, lo compondrían 12 estructuras integradas por 2.700 personas. Y el comando coordinador estaría compuesto por 500 personas en ocho estructuras.

Además, el informe reveló que las principales zonas de influencia de este grupo son Nariño, Meta, Cauca, Antioquia y Norte de Santander.

Estas cifras no mienten y demuestran que la tal paz de Santos y su Nobel, son una farsa que se alimentó desde la propaganda y las declaraciones. Si hubo paz, no la hemos visto, de hecho de acuerdo con investigaciones de la Fiscalía casi el 50% de los hechos contra desmovilizados de las FARC, son cometidos por miembros de esa guerrilla que siguen en armas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here