Jeff Bezos demanda a la Nasa

La empresa de Bezos también acusó a la NASA de haber realizado una "evaluación ilegal e inadecuada" de sus propuestas durante el proceso de licitación.

0
145

Estado Unidos esta enfocado en ganar la carrera por conquistar el Espacio. En ese esfuerzo, la Nasa decidió contratar con la empresa Space X, de Elon Musk, la construcción de un sistema de aterrizaje en la Luna.

Es precisamente ese contrato el que dio pie a que Jeff Bezos, fundador de Amazon y de la compañía espacial Blue Origin, tomara la decisión de demandar a la Nasa, después de que la agencia espacial estadounidense le otorgara el contrato a la empresa de Musk.

Ese proyecto contempla una inversión de US$2.9 mil millones y pretende que los astronautas regresen a la Luna en 2024, en una misión que no se lleva a cabo desde 1972.

La demanda tiene génesis en el hecho de que Bezos, al igual que Musk, había presentado una propuesta a la NASA para ser parte de la construcción de este emplazamiento lunar. Sin embargo, la propuesta de Blue Origin -de Bezos- fue rechazada.

La controversia es aún más compleja pues, si bien la idea original era que la construcción estaría a cargo de dos compañías, finalmente la NASA decidió darle el contrato solo a una debido a déficit de fondos.

Los alegatos de Blue Origin

Para la empresa de Bezos, existen “problemas fundamentales” en el acuerdo entre la NASA y Space X, el que calificó de “injusto”.

En una primera instancia judicial realizada el viernes, Blue Origin afirmó que seguía creyendo que se necesitaban dos proveedores para levantar el sistema de aterrizaje.

También acusó a la NASA de haber realizado una “evaluación ilegal e inadecuada” de sus propuestas durante el proceso de licitación.

“Creemos firmemente que los problemas identificados en esta adquisición y sus resultados deben abordarse para restaurar la equidad, crear competencia y garantizar un regreso seguro a la Luna para América”, dijo la compañía fundada por Bezos.

¿Qué dice la Nasa?

Según la jefa de exploración humana de la NASA, Kathy Lueders, el presupuesto actual de la agencia espacial impedía seleccionar a dos empresas para la concesión.

El motivo radica en que el Congreso de Estados Unidos solo concedió US$850 millones de los US$3.300 millones que había solicitado para llevar a cabo el proyecto.

Otro de los factores citados por la NASA para aceptar la propuesta de Space X está el historial probado de misiones orbitales de la firma de Elon Musk. Además, se cree que el costo jugó un papel fundamental: la oferta de SpaceX fue la más barata de todas.

Mientras tanto, el organismo de control estadounidense, la Oficina de Responsabilidad del Gobierno (GAO), rechazó la queja de Blue Origin, afirmando que la NASA no había “actuado indebidamente” al entregar el contrato a una sola empresa.

Ahora, la agencia espacial de Estados Unidos deberá presentar una respuesta a la acción legal antes del 12 de octubre. SpaceX aún no ha realizado comentarios sobre la demanda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here