¡Atacar las causas!

0
121

Por: Álvaro Ramirez González

No he invitado a nadie a votar por Rodolfo Hernandez, veterano y exitosísimo exalcalde de Bucaramanga, para la presidencia de la República.

No creo siquiera que llegue solo y sin partidos como El lo quiere hacer, y me parece demasiado viejo para enfrentar un país tan agitado y además quiero hacer de mi voto algo útil en su momento.

Pero no creo que un millonario como Hernandez que abandonó su zona de confort, financió El mismo su campańa a la Alcaldía de Bucaramanga
y regaló todo el salario de sus 4 ańos como Alcalde, para educar algunos jóvenes, sea corrupto.

Pero como pisó tantos callos y corto todo el desangre de Bucaramanga, está lleno de enemigos.

Además los acaba de barrer en las pasadas elecciones regionales.
Bucaramanga reconoció la efectividad de su gestión y lo premió muy duro en las urnas.

Pero si es un candidato que está diciendo y proponiendo cosas muy de fondo en el sentir nacional.

Ya hablé de su propuesta básica que es , “ recoger las chequeras” y “ acabar la robadera y el despilfarro “.

Ahora el país debe hablar de su propuesta de “ atacar las causas del conflicto.”

Atacar las consecuencias es una política errada e inservible.
Es como atacar una infección con calmantes o antiinflamatorios.

Mientras no se ataque con antibióticos la infección que produce la crisis, está no va a terminar.

La pobreza, la imposibilidad de llegar a la universidad a los jóvenes de estratos 1, 2 y 3 y naturalmente la falta de trabajo para esos jóvenes son en el fondo la causa de la inequidad que persiste aún en Colombia.

Ya el Gobierno de Iván Duque tiene financiada la gratuidad universitaria a los estratos bajos

Eso es básico por que esa educación universitaria o técnica es la que le da las herramientas científicas y técnicas al hombre para elevar su condición laboral, sobrevivir con dignidad y mejorar drásticamente su posición económica y social.

El acceso al trabajo en las empresas para los jóvenes sin experiencia está en construcción entre el Gobierno que otorga unos beneficios tributarios reales y las empresas que con esta ayuda, lo van a hacer.

Esas son en esencia las razones de la inequidad y la imposibilidad del mejoramiento económico y social qué hay que atacar.

Pero carece de sentido, pagar una renta básica a 9 millones de colombianos para que no trabajen y puedan consumir y comprar.

Eso arrasa con la competitividad de los productos colombianos en el mundo, es totalmente impagable y pone
a vagar la fuerza humana
que el país necesita para trabajar.

Una chifladura!

En los tres ańos del mandato Duque no hay un solo escándalo de corrupción.
No podemos decir lo mismo en departamentos y municipios donde abundan.

“ Si no se roban la
plata, los recursos sobran “, prédica con insistencia Hernandez.

Lo demás impone una acción de fuerza por parte del Estado que tiene la misión Constituciónal de “ proteger la vida, honra y bienes de los ciudadanos “

Los terrorístas que destruyen con premeditación bancos, alcaldías, estaciones de transporte y buses, peajes, comercios y atacan a los policías con gasolina y armas, deben ser tratados con mucha dureza por el Estado que es el dueńo de la fuerza para cuidar y reprimir.

Son ellos los dueńos de la violencia y ejerciendo este medio quieren tomar el poder.

Bloquear las vías y los accesos a las ciudades y municipios es definitivamente un crimen.

En una democracia como la nuestra, el poder se gana en las urnas y con propuestas que cautiven al elector.

La violencia tiene que ser reprimida con la fuerza superior del Estado.
Aún tengan miles de abogados y periodistas fletados que intenten detener esta actuación natural y oportuna del gobierno.

Como dije al principio, seguramente no vote por Hernandez.

Pero ninguno como El, ha ejercido, tiene para mostrar y plantea ahora con más claridad la visión y la solución de la crisis de inequidad y falta de oportunidades que vive Colombia.

Parar la robadera y el despilfarro para que alcancen los recursos .

Y ponerlos en la educación superior y oportunidades de trabajo para los jóvenes.

Eso se llama atacar las causas.
Esa la manera correcta de mejorar la vida de todos.

Y se le quita la gente al terrorismo.
Se ponen a estudiar y a trabajar.

Por ahí es la cosa!

[email protected]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here