Colombia es un mar de coca ¿y fumigación para cuándo?

0
157

Después de más de un año sin tener noticia del informe sobre cultivos de coca, emitido por la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de los Estados Unidos (ONDCP por sus siglas en inglés); tenemos noticias y no son las mejores. De hecho muy lejos de lo que indica la ONU.

Hace unos días conocimos el resultado arrojado por el Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (Simci) de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) que reveló una supuesta disminución del 7 por ciento en las hectáreas cultivadas con coca en el país, pero el informe de la Casa Blanca documentó un incremento cercano al 15 por ciento en la expansión de las hectáreas de coca.

De acuerdo con las cifras que maneja los Estados Unidos, las hectáreas cultivadas se expandieron de 212.000 registradas en el 2019 a 245.000 en el 2020 y no las 143.000 de las que habló la ONU y que celebraron en el país como resultado de la lucha contra la coca con los grupos de erradicadores móviles.

En el mismo informe se evidencia que los cálculos son menores en producción de cocaína. Según la Casa Blanca, el aumento fue de 936 toneladas métricas en 2019 a 1.010 en 2020, lo que significa un crecimiento del 7,9 por ciento en este conteo.

Valdrá recordar que el sistema Simci señaló que, no obstante la reducción del área sembrada, la producción de clorhidrato de cocaína pura alcanzó 1.228 toneladas el año pasado (8 por ciento más que en 2019, cuando se habrían producido 1.137 toneladas métricas).

Aunque no hay nada de qué alegrarse, la Casa Blanca, en su anuncio, destacó un récord en la erradicación manual de 130.000 hectáreas eliminadas por esta vía y la incautación de 580 toneladas métricas a lo largo del año.

Ante estas cifras el Gobierno nacional emitió su propia declaración en la que sostiene que “las cifras publicadas por la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de los EE.UU. (ONDCP) sobre cultivos de coca y producción de cocaína, demuestran que la lucha contra las drogas ilícitas continúa siendo un enorme desafío, en el que Colombia y Estados Unidos continuarán aunando esfuerzos como socios y aliados. El apoyo de Estados Unidos ha sido decisivo para Colombia y continúa siendo fundamental para seguir avanzando”.

Ante estas cifras sencillamente impresionantes, la noticia es que no sabemos cuándo empezará la fumigación con glifosato, esa que fue una promesa de campaña del Presidente Iván Duque y que como otras cosas no ha cumplido, pues ni los exministros de Defensa Botero, Trujillo y ahora el Ministro Diego Molano han podido empezar con la fumigación de los cultivos de coca que siguen en franco aumento sin que se logre que la política de erradicación sea contundente para acabar con ese aparato de financiación de estructuras terroristas y criminales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here