En un hecho sencillamente grotesco para el mundo del derecho, de la misma manera como en 2016 lo hicieron en el Congreso de la República, mediante una simple proposición, que aprobó el acuerdo firmado con los terroristas de las FARC, lo hacen ahora para crear una comisión de parlamentarios para que con diputados de la Asamblea ilegítima Venezuela busquen salidas a la crisis diplomática entre ambos países.

Dice el documento en cuestión “Con fundamento en el preámbulo y los artículos 9 y 226 de la Constitución Política, se propone a la honorable plenaria del Senado la creación de una comisión bilateral entre ambos parlamentos con el propósito de trabajar –de acuerdo con lo previsto en el Artículo 189-2 superior– de manera conjunta en normalización de las relaciones diplomáticas, relaciones comerciales y verificación de las buenas prácticas comerciales entre nuestros países”. Este documento lo firman, entre otros, los senadores Jorge Guevara y Yezid García de la Alianza Verde, quienes motivaron la proposición.

Con esa proposición, el presidente del Senado, Juan Diego Gómez, envió este 19 de octubre una carta a Jorge Rodríguez Gómez, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, donde le remite la proposición y le oficializa el envío del documento aprobado por la plenaria del Senado, en un hecho que al parecer no fue debatido y menos votado nominalmente.

Lo grave de la creación de esa comisión, es que valdrá decirlo, en el ordenamiento constitucional, el artículo 189 de la Constitución numeral 2 señala que el Presidente como Jefe de Estado le corresponde: “Dirigir las relaciones internacionales. Nombrar a los agentes diplomáticos y consulares, recibir a los agentes respectivos y celebrar con otros Estados y entidades de derecho internacional tratados o convenios que se someterán a la aprobación del Congreso” Lo que deja en evidencia la usurpación de competencias al Presidente y la incostitucionalidad de es acto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here