Las incoherencias de los socialistas no son algo nuevo en el mapa político. Sin embargo, nunca dejan de sorprender.

Y ese es caso de la Administración Biden, que se vendió en campaña como amiga de la inmigración y, una vez en el poder, los escándalos por su política migratorio no cesan.

Las imágenes donde los inmigrantes son azotados con lazos le han dado la vuelta al mundo y generado indignación. La cuestión es que esto no debe sorprender, pues en la administración Obama, en la que Biden fungió como vicepresidente, se encerraban a los niños en jaulas como si fueran animales.

Estos tratos a los migrantes hicieron que el enviado especial de Estados Unidos a Haití, Daniel Foote, presentara su dimisión ante el Departamento de Estado en protesta por el “trato inhumano a los migrantes” de ese país por parte de la administración estadounidense.

En su carta de dimisión, que publicaron este jueves varios medios estadounidenses y que avanzó PBS, Foote señaló que no puede seguir vinculado a la decisión “inhumana y contraproducente de deportar a miles de refugiados haitianos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here