A un paso de convertirse ley de la republica quedó la modificación del la ley de “habeas data” conocida como “borrón y cuenta nueva” después de que ayer la sala plena de la Corte Constitucional diera vía libre para que la reforma a la ley 1266 de 2008 fuera sancionada por el presidente de la república.

El proyecto de ley estatutaria pretende, entre otros, disminuir el término de permanencia de los reportes negativos en los operadores de información o Centrales de Riesgo, obligar a las centrales de riesgo a restablecer las calificaciones crediticias de los titulares de la información de manera simultánea con el retiro de reportes negativos o con la cesación del hecho que generó la disminución en la calificación, lo que busca que las personas que no pudieron cumplir sus obligaciones en algún momento, y se pongan al día, puedan entrar de nuevo, sin penalizaciones, a créditos del sistema financiero.

El magistrado Alejandro Linares, encargado de la ponencia, propuso la viabilidad de la ley, que permitirá que los colombianos que se pongan al día con sus obligaciones financieras en los doce meses posteriores a la sanción de la misma, sean retirados en máximo seis meses de esas bases de datos.

Esta norma beneficiará a 10 millones de colombianos que tendrán la posibilidad de acceder a crédito formal, convirtiéndose en una de las iniciativas de mayor importancia para la reactivación económica del país dada la crisis generada por el covid-19.

Otro de los aportes importantes de la ley es que habrá mayor protección para las víctimas de suplantación personal. Las víctimas de suplantación que viven un calvario porque delincuentes, por ejemplo, sacan líneas de celulares a su nombre, lo cual es fraudulento. Así mismo, para el tema de créditos que ya no requerirá adelantar un proceso por estafa que puede tardare años en la justicia. Con esta ley, con la sola denuncia la persona debe quedar eliminada del reporte negativo con una nota que aclare su condición de víctima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here