¿Otra “jugadita” para dilatar presentación de preclusión en el caso Uribe?

0
82
Foto: SERGIO ENRÍQUEZ-NISTAL

Hoy es un día clave en el proceso en contra del expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien vive una novela Kafkiana, donde pasó de víctima a ser señalado de victimario.

En medio de una evidente estrategia de dilaciones y demoras por parte de presuntas víctimas, que llegan a su proceso con el único objetivo de alargar el debate jurídico sobre hechos que nada tienen que ver con fraude procesal y soborno a testigos.

Así las cosas, luego de que se negara la condición de víctima a Deyanira Gómez, la exmujer del testigo Monsalve, quien fue señalada según algunos medios de comunicación, de haber tenido vínculos con las FARC, y de haber negado la misma condición para el periodista Gonzalo Guillén, hoy correspondería escuchar los argumentos del Fiscal Gabriel Jaimes, para solicitar a la juez 28 penal de conocimiento de Bogotá, la preclusión del caso.

Las falsas víctimas

Recordemos que, en abril, Gómez y Guillén pidieron ser reconocidos como víctimas en este proceso por supuesto soborno y fraude procesal ante la juez 28 penal de conocimiento de Bogotá.

A la excompañera sentimental de Monsalve sí se le concedió, de manera parcial, esta acreditación. A Guillén, por su parte, le fue negada la solicitud.

El problema que plantearon estas presuntas víctimas, que han servido para alargar una decisión, llegó al Tribunal Superior de Bogotá y, en esa audiencia, se revocó la decisión de primera instancia respecto a la acreditación de Deyanira Gómez como víctima en el proceso de Álvaro Uribe. En cuanto a Gonzalo Guillén la decisión fue ratificada.

Lo más reciente en el caso de Deyanira Gómez, es que su condición de presunta víctima sigue siendo estudiada por parte de la Corte Suprema de Justicia tras una tutela presentada por su abogado.

Otro intento por dilatar

El otro problema que nace y que pocos veían venir, es que apareció otra presunta víctima, se trata del abogado Luis Alfredo Castro Barón, quien dice estar en representación de Abel de Jesús Barahona, un sacerdote desaparecido desde 1996.

Sobre ese caso, se sabe que la juez 28 penal de conocimiento de Bogotá, ya le negó este reconocimiento y, por esa razón, Castro presentaría una recusación. Esto significa una nueva demora en el desarrollo de la diligencia.

De no presentarse recusación alguna en el caso del abogado Castro, por fin el fiscal Gabriel Jaimes, podrá exponer la solicitud de preclusión en el caso en contra del expresidente Álvaro Uribe bajo estas dos causales: atipicidad del hecho investigado y ausencia de intervención del imputado en el hecho investigado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here