‘Paro Nacional’: La tiranía de las minorías

0
696

Colombia no aguanta más tras 23 días de Paro Nacional. Las minorías que están paralizando el país tienen sometida a la mayoría de los ciudadanos que quieren seguir trabajando y produciendo, a la mayoría de los estudiantes que quieren continuar con normalidad sus clases, a los comerciantes que quieren seguir vendiendo, a los campesinos que quieren seguir sembrando y cosechando.

¿Cómo logró una minoría de desadaptados someter al país a la parálisis? Lo lograron con un plan muy bien orquestado para imponer su voluntad a través de las vías de hecho, el terrorismo urbano y el vandalismo.

Los colombianos respatuosos de la Ley ni aguantan #NiUnBloqueoMás. Las vías nacionales no pueden continuar cerradas mientras las ciudades viven el aumento astronómico de precios que trae el desabastecimiento de alimentos y otros bienes de consumo básico.

Las troncales de transporte público no pueden seguir bloqueadas mientras los ciudadanos intentan llegar a sus puestos de trabajo o regresar a su trabajo. No pueden seguir sometiendo a la gente a caminar durante horas distancias maratónicas.

No pueden seguir bloqueando el paso de ambulancias, como hicieron en Tocancipá, cobrando la vida de Salvador, un niño inocente que nació y murió entre los bloqueos y la violencia. No pueden seguir detendiendo y atacando a las misiones médicas, ni el paso de los carro tanques que llevan oxígeno, clave para atender la crisis de la pandemia que sigue cobrando vidas a diario.
No puede repetirse lo que ocurrió con el suministro de químicos para la potabilización del agua de Bogotá y gran parte de la sabana, puesto en riesgo por bloqueos arbitrarios.

El Ministerio de Defensa ha hecho un buen trabajo apoyando el abastecimiento en el país. Desde el inicio del Paro Nacional ha abierto un total de 399 ventanas de oportunidad, que han permitido el paso de casi 6000 vehículos.

Sin embargo, aún queda mucho por hacer. Quienes obstruyen las vías públicas o las troncales de transporte público son criminales y sobre ellos debe caer todo el peso de la ley. Esperamos que las autoridades hagan lo propio y usen la fuerza legítima para garantizar el desbloqueo de un país paralizado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here