Misión argentina de DDHH en Colombia ¡Toda una fachada!

0
2656

La Misión Internacional de Solidaridad y Observación de Derechos Humanos de la Argentina que viajó a Colombia para “relevar” la situación en las protestas tiene un objetivo claro: acusar de “genocida” al Presidente de la República, Iván Duque.

Sus miembros, a los que la prensa internacional supone imparciales, no son más que un grupo muy bien estructurado con antecedentes que no pueden dejarse pasar por alto en momentos en que Colombia está en el ojo del huracán, debatiéndose en una puja histórica contra la anarquía.

Marianela Navarro, es una militante del Frente de Organizaciones en Lucha -FOL-, cuya página es http://folweb.com.ar/. El FOL es una organización marxista que se autodefine así: “Fuimos protagonistas del surgimiento del movimiento de piquetero forjado a mediados de los años 90 en resistencia al Neoliberalismo y la ofensiva del capital sobre el trabajo”

Sebastián Fernández también pertenece al mencionado FOL.

Por su parte, Pablo Pimentel pertenece a la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) seccional de La Matanza, cuya página web es https://www.apdh.org.ar/. Se trata de una organización abiertamente marxista, como puede comprobarse al leer su informe “Memoria y Dictadura” https://bit.ly/34BBJYT.

Otro de sus integrantes es Alejandro Rusconi, es secretario de Hábitat de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires y además es el secretario de Relaciones Internacionales del Movimiento Evita, organización que asiste a las reuniones del Foro de Sao Paulo (FSP). En la foto, Rusconi en una reunión del FSP.

Alejandro Rusconi, supuesto defensor de los DD.HH. en una reunión del Foro de Sao Paulo

Resulta también interesante además recordar este es el reportaje del medio chavista TeleSur sobre estos “defensores de derechos humanos” https://bit.ly/3vT6X9G

La misión se encuentra dividida en cinco ciudades haciendo un supuesto seguimiento minucioso a denuncias de los ciudadanos Cali, Pereira, Medellín, Popayán y Bogotá, investigaciones que a todas luces carecen de verdad y hacen parte del discurso inverso, donde la Fuerza Pública es desdibujada para ser expuesta como asesina, cuando en realidad está en cumplimiento de su deber de salvaguardar la vida y la seguridad de la población.

Con la misma fórmula aplicada en otros países como Venezuela, este grupo marxista ha afirmado que el Estado está dando “un tratamiento militar a reclamos sociales, económicos y políticos” para abonar el camino hacia un Gobierno socialista en cabeza del exmiembro del grupo guerrillero M-19, Gustavo Petro.

Evidentemente, Gustavo Petro trajo a estos marxistas argentinos, disfrazados de defensores de los derechos humanos, para encubrir los delitos y el vandalismo que promueven los organizadores del Paro; y, de paso, echarle la culpa a Duque.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here